Vitaminas, aliadas para combatir la deshidratación del rostro en invierno

Una de las grandes preocupaciones sobre el estado de la piel que surge durante los meses de invierno es la deshidratación, causada por las frías temperaturas, el viento y la contaminación.

Una de las grandes preocupaciones sobre el estado de la piel que surge durante los meses de invierno es la deshidratación, causada por las frías temperaturas, el viento y la contaminación.

Ante este problema, dos grandes aliados son las vitaminas E y F, que actúan como protectores de la piel restaurando los daños ya visibles, aportando un extra de hidratación y luminosidad. Por ello, debido a sus grandes beneficios, la cosmética avanzada incorpora estas vitaminas como ingredientes clave para lograr una piel hidratada y radiante todo el año.

”La vitamina E es conocida por los expertos como ‘la protectora’, ya que ayuda a neutralizar los radicales libres aumentando la microcirculación y propiciando una mayor elasticidad. Es recomendable utilizar cosméticos con vitamina E todo el año siempre que la piel lo necesite, ya que así evitaremos la inflamación y la aparición de líneas de expresión muy marcadas”, afirma Gloria Montero, Training Manager de Medik8.

En este sentido, uno de los grandes aliados de la vitamina E es Crystal Retinal de Medik8, un suero de noche que ayuda a reafirmar la piel, renovar su textura y suavizar el rostro gracias a su composición. Además, entre sus ingredientes se encuentran el ácido hialurónico y la vitamina E, que hidrata la piel a todos los niveles para aportar un tono uniforme y una tez suave y protegida.

Dos grandes aliados son las vitaminas E y F, que actúan como protectores de la piel restaurando los daños ya visibles
También está el Total Skin & Body de Perricone MD, suplementos nutricionales que ayudan a lograr un cuerpo y una piel radiante gracias a su composición a base de vitaminas y minerales que, junto al Omega 3, aportan protección y luminosidad al rostro.

Por otro lado, ”la vitamina F ayuda a restaurar la piel seca y áspera y reduce rojeces y exceso de sebo, aportando ese extra de hidratación que necesita la piel. Además, potencia la luminosidad del rostro con un efecto ‘flash’ que ayuda a lucir una piel radiante”, explica Gloria Montero.

En este caso, uno de los aliados de la vitamina F es la dieta Perricone. Y es que, la nutrición es un pilar básico a la hora de cuidar la piel. Según el doctor Perricone y su filosofía en 3 niveles, está científicamente contrastado que una alimentación saludable ayuda a controlar la inflamación, el proceso de envejecimiento y revierte gran parte de los daños ya existentes en la dermis. Por tanto, las vitaminas juegan un papel fundamental en la dieta Perricone, aportando diferentes beneficios a través de una selección de alimentos.

Alimentos como el aceite de oliva, avellanas, nueces u otros frutos secos se incluyen en esta dieta, ya que son ricos en ácidos grasos esenciales y aportan luminosidad al rostro para un aspecto resplandeciente.